Pasan los días, pasan los meses y hasta los años…y aqui seguimos nosotros con los buitres…un poco cansados la verdad porque los años no pasan en valde para nadie, incluso Buitreman tiene sus achaques y lo que antes era un insignificante esfuerzo correr con el carretillo rodeado de buitres, ahora resulta un desgaste físico más que considerable, sus rodillas se resienten y muchos días, después del esfuerzo de dar de comer a tantos buitres, necesita reposo absoluto durante unos minutos untos.Hasta cuando podremos seguir tirando del carro??? no lo sabemos..como se dice habitualmente Hasta que el cuerpo aguante, y es que ilusión no nos falta, Así que mientras tanto entre carretillo y carretillo, esperamos que se ilumine una barita mágica y aparezca un relevo generacional importante..alguien que con el mismo entusiasmo que Buitreman quiera seguir en la brecha, Hay mucho camino de esfuerzo ya hecho, hemos conseguido consolidar este proyecto tan innovador , tan romántico y tan extraño si queréis, pero ahí estamos todos empujando, vamos creciendo, cada día hay más personas que conocen y REconocen este trabajo que aquí se está realizando humildemente, sin grandes pretensiones. Esos momentos vividos tan fascinantes….cuando todos los que observamos la evolución de Buitreman rodeado de más de 300 o 500 buitres, callendo en cascada sobre él….Nadie que haya estado alguna vez aquí se cansa de verlo.

Ojalá muchas personas puedan continuar viniendo a ver lo que ocurre en Mas de Buñol, todas las mañanas a la misma hora! sería una lástima tener que abandonar por falta de fuerzas,

Os dejo una foto de los buitres sacándose al sol después de un día de lluvia